krashmobile

krashmobile

Reparamos tu móvil u ordenador
Polígono Comercial Megapark, Carretera N-I Salida 19, s/n San Sebastián de los Reyes, Madrid 28700
Phone: 91 112 34 49
krashmobile
Polígono Comercial Megapark, Carretera N-I Salida 19, s/n San Sebastián de los Reyes, Madrid 28700
  • Imagínate ilusionado con tu móvil recién estrenado o contento con el que tienes por su buen funcionamiento y resulta que en un despiste suena “crash” y crees que se ha roto. Lo coges entre tus manos como si fuera una delicada pluma y examinas todos sus lados con la misma intensidad que si fueras a hacer un cubo de rubik. Compruebas que enciende sin problema y respiras más relajado, pero las cosas no se pueden leer con normalidad: hay que cambiar la pantalla de tu teléfono.

    Éste es un caso tan habitual que en Krash Mobile hemos dejado de asustarnos. Al contrario, lo que intentamos es tranquilizar a quienes nos traen el teléfono: si la pantalla es lo único que está dañado podemos decir que “no está todo perdido”.

    Usamos los móviles todos los días y a todas horas. Es normal que en un momento dado nos hayamos despistado y el teléfono haya sufrido algún daño o que al prestárselo a alguien no vuelva a nosotros con la entereza que debiera. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, son varias las causas por las que te puede hacer falta cambiar la pantalla de tu teléfono. Las recordamos a continuación:

    Presión fuerte sobre el teléfono

    Sentarse sobre el teléfono, colocar un objeto muy pesado encima o pisarlo sin saber que estaba en el suelo son algunas de las situaciones más habituales. Esa fuerte presión sobre el móvil daña la parte del cristal, que por su fragilidad tiende a ser lo primero que se rompe. Cambiar la pantalla de tu teléfono es una solución segura si contamos con un profesional que la realice y huimos de quienes se las dan de entendidos, ya que pueden dañar el smartphone más de lo que ya está.

    Impacto del smartphone

    El teléfono cayendo (y tú viéndolo a cámara lenta) es otra situación habitual dentro y fuera de las películas. Puede ser por un empujón, por una caída o porque inevitablemente se te escurre entre los dedos y llega hasta el suelo antes de poder recuperarlo. En estos casos lo habitual es que la fractura presente forma de tela de araña e impida el normal uso del teléfono, al estar la pantalla por completo resquebrajada. Una vez más, se hace necesario cambiar la pantalla de tu teléfono.

    Estrés térmico

    Las temperaturas poco habituales también pueden dañar los teléfonos móviles. Puede ser excesivo frío o excesivo calor pero el resultado suele ser similar: en la pantalla aparecen varias grietas lineales. Y ojo a las partes traseras de móviles que también son de cristal, pues al apoyarlos sobre una temperatura muy alta o muy baja igualmente pueden dañarse. Si te ocurre algo así, acude a especialistas que sepan evaluar el daño que ha sufrido el terminal.

    En el siguiente vídeo podrás ver una demostración de cómo cambiar la pantalla de un teléfono Sony Xperia E5, teniendo en cuenta partes delicadas como la retirada de la tapa (que en cada modelo es de una manera), prestando atención a la antena NFC, tirando de las pestañas adecuadas, desconectando la subplaca si fuera necesario y poniendo atención a los componentes que vengan de fábrica.

    Teniendo en cuenta que las marcas de móviles no cubren la reparación de la pantalla, ni siquiera en el periodo de prueba, acudir a una tienda de reparación de móviles con experiencia en este tipo de casos es la mejor de las garantías.