krashmobile

krashmobile

Reparamos tu móvil u ordenador
Polígono Comercial Megapark, Carretera N-I Salida 19, s/n San Sebastián de los Reyes, Madrid 28700
Phone: 91 112 34 49
krashmobile
Polígono Comercial Megapark, Carretera N-I Salida 19, s/n San Sebastián de los Reyes, Madrid 28700
  • Los teléfonos móviles son elementos de uso cotidiano, pero complejos en su elaboración para albergar todas las funciones que ofrecen. Por eso es normal que con el paso del tiempo, como cualquier otro dispositivo electrónico, se deterioren, sufran daños y sea necesario repararlos.

    Si no ha fallado el hardware el problema está en el software y “el usuario lo único que entiende es que quiere una solución rápida y económica”. Es la experiencia de nuestros técnicos de Krash Mobile, expertos en reparaciones móviles y los mejores conocedores de las acciones que ayudan a prevenir algunos fallos y que a continuación te explicamos.

     

    Pantalla rota

     

    Sacar el teléfono del bolso o bolsillo y volverlo a guardar es una acción que realizamos varias veces al día. Concretamente tantas como queremos consultar el móvil, por eso es habitual que alguna de esas veces nos traicionen los nervios, las prisas o que simplemente el dispositivo se escape de nuestras manos y acabe estrellado contra el suelo, rompiendo la pantalla.

    Para prevenirlo, es bueno tener una funda adecuada al tamaño del móvil, con la que al agarrarlo notemos más firmeza y evitemos así los deslizamientos. Lo mejor es adquirirla en una tienda oficial de informática, donde también encontrarás una lámina de “cristal templado” para incorporar a las pantallas, ahorrando disgustos al reforzar su resistencia.

     

    Agua en el móvil

     

    Que a un dispositivo tecnológico le entre agua es una avería habitual. En este caso, la reparación del móvil puede implicar acceder a los circuitos del mismo para conocer qué piezas están dañadas. El famoso truco de meter el móvil en arroz es un remedio tan casero que su eficacia no está asegurada y cuyos problemas pueden salir a la luz a medio plazo. Por eso lo mejor es acudir a un técnico de forma inmediata cuando sucede.

    Los especialistas de nuestras tiendas que se encargan de la reparación de móviles especifican que es más fácil recuperar un móvil que ha caído en agua dulce que en otros líquidos. Para evitar este daño, procura no dejar el celular cerca de vasos, jarras o botellas que alberguen bebida. En verano busca una funda hermética con la que usarlo con tranquilidad en playas y piscinas.

     

    La batería dura poco

     

    Las baterías de los móviles son cada vez más ligeras y duraderas, pero es cierto que con los smartphones y su continua conexión a Internet la actividad es constante. Es por eso que la batería debe cambiarse cada dos o tres años para garantizar el suministro de energía de forma duradera.

    Para evitar que la batería se dañe pronto, lo mejor es que no esperes a que se descargue completamente. Una vez al mes puedes dejar que se vacíe del todo y cargarla de cero a cien, pero no debe ser lo habitual. Tampoco hay que dejar conectado el cargador durante horas, sino que se debe retirar del enchufe cuando esté completa al 80-90%.

    También hay que tener en cuenta que hay baterías que dejan de funcionar por completo, debido a la reacción de calor que emiten al funcionar mediante elementos electroquímicos. Si el calor es excesivo se pueden dañar otros componentes del teléfono. Acude al servicio técnico para reemplazarla cuanto antes por otra de buena calidad. Mientras, guarda las aplicaciones que no utilices o desactiva funciones como el bluetooth para evitar el uso innecesario de la misma.

     

    Fallos de software

     

    Los sistemas operativos de los teléfonos móviles son cada vez más complejos, ofreciendo más posibilidades, capacidad y funciones. Por eso no es de extrañar que alguno de los procesos deje de funcionar y surjan errores. Para evitarlo en la medida de lo posible, mantén actualizado el software, ya que los fabricantes corrigen defectos de versiones anteriores e incorporan nuevas funcionalidades. Este proceso debe hacerse con suficiente tiempo, batería y buena conexión a Internet, preferiblemente con WiFi en lugar de con datos, para evitar el sobrecoste.

    En cuanto a las aplicaciones que hay instaladas en un móvil, es bueno revisar periódicamente cuáles han dejado de usarse para borrarlas y cuáles necesitan ser actualizadas. Fijarse en que el desarrollador de la aplicación sea de confianza, así como liberar espacio del dispositivo usando tarjetas SD o subiendo archivos a la nube son precauciones básicas para evitar la reparación de móviles. ¡Cuida tu terminal!